Skip to content
100funciones

Lo que no sabías sobre las funciones del cerebro

Funciones del cerebro más importantes

Como seguramente sabes, el cerebro, junto al corazón, es el principal órgano del cuerpo humano. De manera general, es el componente orgánico que se encarga de controlar en forma centralizada el resto de los aparatos y sistemas biológicos; no obstante, esta definición no alcanza para conocer a fondo las funciones del cerebro, que son variadas y están especializadas. Por eso hemos creado este artículo, para que puedas descubrir en detalle cada una de las tareas que lleva a cabo tal órgano.

Contamos con aportes de datos provenientes de científicos y profesionales con amplia experiencia en la temática. Pretendemos poner al alcance de tu mano una fuente de consulta veraz, confiable y segura, sin omisiones ni errores. A lo largo del artículo, desarrollamos todos los puntos importantes de manera clara y precisa, pero además compartimos links para que continúes explorando este tema por ti mismo.

¿Te sientes preparado para conocer las diversas funciones del cerebro? Entonces, allá vamos.

Principales funciones del cerebro

De manera general, podemos anticipar que el cerebro se encarga del procesamiento de la información que ingresa al sistema a través de los sentidos (vista, tacto, oído, olfato y gusto). Algunas secciones específicamente motoras coordinan los movimientos corporales, mientras que otras de corte asociativo realizan tareas más complejas como el razonamiento o el recuerdo (memoria). Por su parte, los ganglios basales desarrollan funciones de coordinación kinésica y el sistema límbico se encarga de las respuestas de tipo emocional.

Si bien, como habrás podido apreciar, muchas áreas cerebrales se encuentran especializadas en determinadas funciones, el cerebro representa un órgano con gran integración entre sus distintas secciones. De hecho, hay funciones del cerebro que no pueden concretarse sin la ayuda de regiones como el cerebelo o el tronco encefálico.

Luego de estas consideraciones preliminares, es momento de pasar a la clasificación que quieres revisar. Veamos, a continuación, cuáles son las funciones del cerebro básicas:

Control de funciones vitales

Los procesos fisiológicos tales como la digestión y la respiración, como así también ciertos mecanismos no voluntarios (la presión arterial, los latidos del corazón, el pestañeo, etc.) son posibles gracias a la coordinación que el cerebro ejerce sobre el resto de los sistemas y órganos.

Funciones del cerebro: memoria
Funciones del cerebro: cognición

Es importante tener en cuenta que el control de funciones vitales se relaciona intrínsecamente con otra de las funciones del cerebro, que es el movimiento, ya que muchos procesos corporales son de tipo mecánico. No obstante, quisimos distinguir ambos por su prominencia y el rol que juegan para la vida humana. En el siguiente apartado podrás obtener mayores precisiones con respecto a la función cerebral kinésica.

Movimiento

Esta función corresponde, como resulta obvio, a los movimientos que despliega el cuerpo humano. Se realiza por medio de la vía piramidal, que consiste en un conjunto de terminales nerviosos que nacen de neuronas de la corteza motora primaria y terminan en la médula espinal. Aquí se vinculan a otra neurona desde la cual se ramifican axones hacia los distintos nervios motores del organismo.

Tal red nerviosa hace posible que seamos capaces de controlar el movimiento muscular de todo el cuerpo. La vía piramidal permite que realicemos acciones como caminar, masticar, hablar, levantar objetos, girarnos, etc. De hecho, cuando esta sección cerebral se lesiona, se producen parálisis musculares.

Registro sensorial del dolor

De entre las funciones del cerebro que estamos revisando, esta resulta básica para la supervivencia de cualquier ser vivo. El dolor es una experiencia sensitiva y emotiva desagradable que se vincula a un daño potencial o concreto. Su función es advertirnos sobre un eventual peligro para que podamos evitarlo y así prevenir lesiones más profundas.

La sensación del dolor tiene origen en ciertos receptores ubicados en los tejidos, conocidos como “nociceptores”. Tales receptores, al percibir un daño, provocan impulsos nerviosos que se trasladan por los nervios sensitivos y la médula espinal hasta llegar al encéfalo. Cuando alcanzan la corteza sensitiva del lóbulo temporal, la señal de dolor se procesa y se vuelve consciente.

Tal vez no lo sabías, pero existen enfermedades asociadas a la incapacidad de percibir el dolor. Estos trastornos redundan en consecuencias gravísimas para la salud, dado que, por ejemplo, el paciente no se abriga porque no siente el frío o no acude al médico cuando sufre una herida porque no percibe que le duele. De esta manera, termina enfermándose de otras dolencias y sufriendo nuevas complicaciones.

Cognición

Esta palabra deriva de las lenguas clásicas y significa “conocimiento”. Una de las principales funciones del cerebro es percibir el mundo que lo rodea y mantener una valoración personal del mismo.

En este sentido, cabe hablar del sistema emocional, que se localiza en el sistema límbico formado por las amígdalas cerebrales; tal región se asocia a la experimentación de sentimientos básicos como el miedo y el placer. Por otra parte, el sistema valorativo se encuentra en el hipocampo. Es la zona del cerebro que nos permite hacer juicios de valor y formar opiniones sobre el mundo y las personas en él.

La cognición también implica la incorporación de nuevos saberes teóricos, la realización de actividades de tipo práctico, los mecanismos de memorización, interpretación de datos, investigación, reflexión, estudio, análisis de información, cálculo con números y funciones matemáticas, expresión artística a través de diversos recursos, manejo de tecnologías y maquinarias específicas… en fin, todo lo que tenga que ver con el desarrollo de nuevas habilidades, capacidades y saberes, entra en el ámbito de la cognición.

Memoria

Eso de que los recuerdos “se guardan en el corazón” es puro mito, porque en realidad la memoria es otra de las funciones del cerebro. Recordamos tanto un enorme inventario de palabras (en la memoria semántica), como la forma correcta o pasos necesarios para hacer las cosas (memoria procedimental) y experiencias concretas situadas en un tiempo y un espacio (memoria episódica).

Lenguaje

Ciertamente, una de las principales funciones del cerebro consiste en hacernos hablar. Con respecto a la comunicación humana, juegan un rol fundamental dos áreas específicas que son la de Wernicke y la de Broca. Ambas se sitúan en el hemisferio izquierdo, por lo cual el lenguaje se considera una función lateralizada.

El área de Wernicke se encarga específicamente de decodificar los sonidos percibidos y de poner en alerta o activar diferentes respuestas posibles para el mensaje del interlocutor. Por su parte, el área de Broca es la “zona motora”, que se encarga de la articulación de las palabras (la emisión concreta de sonidos por medio del aparato fonador).

¿Cómo es el cerebro humano?

Acabamos de revisar las diferentes funciones del cerebro, pero quizá te estés preguntando cómo se desempeña esta complicada máquina. Pues bien, para responder a este interrogante te proponemos leer una breve caracterización del cerebro humano.

Decíamos al comienzo del post que evolutiva y biológicamente, la función primordial del cerebro es controlar de forma centralizada el resto de los aparatos del cuerpo. Pues bien, este proceso lo lleva a cabo de 2 maneras distintas: a través de la creación de patrones de movimiento muscular y mediante la elaboración de hormonas, químicos que generan una respuesta determinada en los diferentes sistemas corporales.

La coordinación del cerebro permite, al cuerpo humano, responder de manera rápida y sincronizada a los cambios que aparezcan en el contexto. Este es el caso de acciones como los reflejos, conductas automáticas que se dan a partir del estudio de datos sensoriales complejos por parte del cerebro. El estrés actual, de hecho, proviene de los instintos de huida y lucha que experimentaban nuestros antepasados ante la percepción de un peligro inminente.

Neuronas y funciones del cerebro
¿Qué funciones del cerebro existen?

Se calcula que este órgano contiene, en un ser humano promedio, nada menos que 86 mil millones de neuronas. Tales elementos se comunican entre sí por medio de fibras protoplasmáticas denominadas axones, que trasladan impulsos eléctricos a distintas regiones cerebrales o corporales. El proceso por el cual se conectan 2 o más neuronas se llama “sinapsis” (seguramente has escuchado hablar de él).

Filosóficamente, el cerebro sostiene la arquitectura física que configura la mente. A lo largo del tiempo, se pudo constatar que la mente representa un componente del funcionamiento cerebral; no obstante, los mecanismos gracias a los que la actividad del cerebro hace posible el pensamiento y la conciencia aún resultan un misterio. Tales procesos no son estudiados por la Medicina o la Neurología, sino por la Psicología.

A pesar de que se conoce bastante sobre las funciones del cerebro, no se ha logrado descifrar del todo la manera en que cooperan los millones y millones de neuronas albergadas en este órgano. Se dominan científicamente, más bien, las operaciones de las neuronas a nivel individual, es decir en forma aislada. Incluso, la inteligencia artificial aún no ha podido emular la inteligencia humana en su capacidad de respuesta, reacciones, emocionalidad, etc.

Pues bien, ya hemos pasado revista a las principales funciones del cerebro y también analizamos algunas cuestiones sobre su constitución y características esenciales. ¿Tienes alguna duda? No dejes de consignar tu pregunta en la caja de comentarios para que podamos asistirte. Estaremos encantados de responder cualquier interrogante de nuestros lectores para crecer cada vez más en conocimiento.